MANERAS DE COMER BIEN

Comienza el día con el desayuno
Saltarse el desayuno puede parecer una buena idea en un determinado momento, pero un desayuno saludable al día es esencial, ya que proporciona el combustible que ayuda al cuerpo a funcionar más eficazmente durante todo el día.

No te olvides del pescado
Intenta comer al menos dos raciones de pescado a la semana. Una de las raciones debería ser de pescado azul (sardinas, salmón, trucha, sardinillas o caballa), ya que aportan proteínas y ácidos grasos omega 3.

El agua es esencial para la vida
El cuerpo humano está compuesto de un 60 % de agua, por lo que es esencial mantenerlo hidratado. Intenta beber al menos de 6 a 8 vasos de agua (1,5 a 2 litros) u otros líquidos a lo largo del día para evitar la deshidratación. Puede que tengas que beber más si tienes calor o haces ejercicio.

Bebe de manera responsable
Cuando se trata de bebidas alcohólicas, es importante que conozcas tus límites. Los hombres no deberían beber más de 3 o 4 unidades de alcohol al día; las mujeres, de 2 a 3 unidades.

Reduce la sal
Alrededor del 75 % de la sal de nuestra dieta proviene de alimentos procesados; intenta cocinar con ingredientes frescos cuando puedas. Mira las etiquetas de los alimentos para que puedas evitar aquellos con alto contenido en sal (el máximo diario son 6 g de sal, que equivalen a 2,4 g de sodio).

Reduce el azúcar
Se suele decir que el azúcar son «calorías vacías», ya que es únicamente lo que contiene, sin otros nutrientes. Mira las etiquetas de los alimentos para saber si el contenido de azúcar de un alimento es alto (más de 15 g de azúcar por cada 100 g) o bajo (5 g de azúcar o menos por cada 100 g). Lo mejor es que evites alimentos con un alto contenido en azúcar.

CONSULTAR TODOS LOS CONSEJOS