EJERCICIO VERDE

Mientras podas, cortas el césped, llevas una regadera o cavas la tierra, la jardinería te obliga a caminar, agacharte, estirarte, levantarte y alcanzar elementos altos que, en conjunto, son un ejercicio excelente para los músculos, el corazón y los huesos.

Aunque la jardinería puede mejorar tu estado de forma, recuerda estos consejos clave para evitar dolores y molestias:

  • Calienta siempre antes con algunos estiramientos sencillos.
  • Mantén la columna vertebral recta en lugar de inclinarte hacia adelante.
  • Cambia de trabajo cada cierto tiempo y limita a 20 minutos el tiempo dedicado a cada actividad.
  • Levanta bien los pesos: recuerda doblar las rodillas y mantener la espalda recta.
  • No agarres las herramientas con demasiada fuerza y mantén la muñeca en una postura neutra, con la mano extendida hacia delante en línea recta.
  • Usa ambos lados del cuerpo: por ejemplo, al cavar con una pala, cambia de pie con frecuencia.
  • Cuida tu hidratación: la deshidratación puede aumentar la rigidez muscular después del ejercicio.
CONSULTAR TODOS LOS CONSEJOS