EJERCICIO RAZONABLE

  • Empieza el día con estiramientos suaves; a algunas personas les gusta especialmente el yoga como una forma estupenda de empezar el día.
  • Camina rápido durante diez minutos al menos tres veces al día, ya sea para ir un momento a la tienda del barrio o al sacar al perro a pasear.
  • Piensa en alguna actividad divertida que te guste, como clases de salsa, escalada, senderismo o un partido de fútbol con los amigos.
  • Pon un poco más de energía en tu actividad diaria, por ejemplo, en las tareas domésticas o la jardinería. Prueba a usar más las escaleras y menos el ascensor o bájate del autobús un par de paradas antes de tu destino y camina el resto del trayecto.
  • Haz ejercicio con alguien más: ¡es una forma magnífica de mantener la motivación y hacer ejercicio te resultará mucho más divertido!

Las autoridades sanitarias recomiendan hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada al menos cinco veces por semana.

Puede sonar a mucho esfuerzo, pero verás que no es así. Hacer cosas cotidianas como caminar, cuidar tu hogar o hacer jardinería pueden aumentar la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal y proporcionan resultados muy rápido.

Nadie espera que te conviertas en fan del fitness de la noche a la mañana; empieza al ritmo que prefieras. Si tienes dudas de qué es lo mejor en tu caso, habla con tu médico antes de empezar un régimen.

CONSULTAR TODOS LOS CONSEJOS