COMER BIEN

Estas son las claves para lograr una dieta equilibrada:

  • Tomar la cantidad adecuada de alimentos según tu nivel de actividad.
  • Consumir distintos alimentos para garantizar que obtienes todos los nutrientes y energía que necesita tu cuerpo.

Se deberían incluir alimentos de todas las categorías principales: carbohidratos, proteínas y grasas. También necesitas una variedad de vitaminas y minerales, así como fibra vegetal. Aquí te mostramos los aspectos básicos para que te pongas en marcha.

El almidón es un carbohidrato
Los alimentos que contienen almidón como el pan, los cereales, el arroz, la pasta y las patatas nos aportan mucha energía. Lo mejor es optar por los alimentos integrales en lugar de los refinados (como el pan blanco y el arroz). Las opciones integrales contienen más nutrientes y fibra que liberan la energía lentamente, por lo que la sensación de saciedad durará más.

Cómo conseguir proteínas
Los alimentos ricos en proteína son la carne, el pescado, los huevos, las lentejas y los productos lácteos. Los frutos de cáscara también son una fuente de proteínas y son un tentempié saludable cuando se toman con moderación.

Cinco al día
Intenta tomar por lo menos cinco raciones de frutas y hortalizas cada día. Puedes tomar las raciones frescas, congeladas, enlatadas o recién exprimidas: ¡prueba a hacer un batido delicioso para variar! Ten presente que no debes incluir tantas raciones de fruta como de hortalizas, puesto que algunas frutas contienen gran cantidad de azúcar.

Toma las grasas adecuadas
Todo el mundo necesita una pequeña cantidad de grasa en la dieta; aquí lo importante es el tipo de grasa que consumimos. Reducir las grasas saturadas (presentes en la carne grasa, productos lácteos enteros y pasteles) puede ayudar a reducir el colesterol.

Como guía general, un alto contenido en grasa es más de 20 g de grasa por 100 g y un contenido bajo es 1 g o menos por 100 g. En lo que respecta a las grasas saturadas, un contenido alto es 5 g o más por 100 g y un contenido bajo es 1 g o menos por 100 g.

CONSULTAR TODOS LOS CONSEJOS